Esta elevación fue un espacio sagrado de especial relevancia para nuestros antecesores, tanto por la importancia simbólica que implicaba poder adorar y contemplar desde su cumbre al astro rey, en el recorrido que realiza hasta su ocultamiento, como por la ubicación estratégica.

En este hito urbano se ha ubicado la estructura de hierro y cinc del viejo Mercado de Santa Clara, importada de Hamburgo durante el gobierno de Eloy Alfaro, en 1889, que guarda mucha similitud con la del mercado de Les Halles, de París. La armadura metálica fue recuperada por el Fondo de Salvamento, lográndose un sitio óptimo y adecuado para el desarrollo de actividades de índole cultural y artística, como exposiciones, conciertos, foros, ferias, etc.
 

 
 
0.1