De Convento a Cuartel.-


Para diciembre de 1792, existe la constancia de que las tres “Compañías Fijas” de Quito, el piquete de “Dragones Montados”, y la “Sala de Armas” ocuparon la franja norte y parte de la franja oriental del edificio.

Bajo el pretexto de la invasión de Napoleón a España, lo sucedido la víspera del 10 de Agosto de 1809, en los cuarteles de la Audiencia de Quito, es el primer “golpe de estado” de nuestra historia: con el poder militar en manos patriotas, se derrocó a la autoridad española –al Conde Ruiz de Castilla- y se estableció la “Junta Soberana de Quito”.


Un lugar de prisión.-


 

Considerado como autor intelectual de unos manifiestos subversivos escritos en las cruces quiteñas en marzo de 1795, Eugenio Espejo fue tomado prisionero en el local de la Biblioteca Pública y trasladado al vecino cuartel, de donde saldría unos días antes de morir en diciembre de ese año.

Tras los sucesos del 10 de agosto de 1809, considerados “peligrosos”, con grilletes y muchas veces incomunicados, aquellos civiles que participaron en el golpe y la “Junta Soberana” fueron apresados en el cuartel.

 El 2 de Agosto de 1810,  una sangrienta masacre acabó con la vida de más de cincuenta próceres y de muchos civiles.  Se calcula que en la ciudad de Quito, que para ese entonces  tenía aproximadamente 30.000 habitantes, murieron unas 300 personas.  Sería ese el inicio de una guerra civil en Quito y de la “guerra a muerte” contra España.

«12345678910»
0.4