PARA LOS NIÑOS 


 

¿Qué tan interesante resulta para un niño visitar un museo? ¿Cuáles son los mecanismos apropiados para educar a un niño? ¿Cuál es la importancia de la imaginación y del juego en la enseñanza infantil?

Estas son, en cambio, las preguntas que debemos responder ante la inminente necesidad de aportar con el mejoramiento del sistema educativo en el Ecuador, para desvirtuar aquella anquilosada concepción de que la cultura es aburrida y destinada a públicos reducidos.

Por esta razón, la unidad de Programas Educativos del Centro Cultural Metropolitano realizó la adaptación del guión histórico, que relata los sucesos entre 1736 y 1830, con el fin de dirigir la información de la Sala Senso-Perceptiva a niños de entre 6 y 10 años de edad.

Para el efecto, los hechos históricos recogidos en la sala permanente DE QUITO AL ECUADOR son narrados a modo de cuento, recogiendo algunos de los recursos del radioteatro; los efectos de audio que los visitantes pueden escuchar fueron diseñados con la intención de reconstruir el ambiente y los diálogos de los personajes, de una manera lúdica, pero cuidando de no perder un solo detalle del contenido histórico.

Por ejemplo, el médico e intelectual Eugenio Espejo adquiere la personalidad del mago más fabuloso de aquella época, “porque la magia que él hacía no era el típico truco de sacar un conejo del sombrero, sino otra magia, una mucho más difícil y para la que se necesitaba, aparte del talento, una gran valentía, la magia de obtener la libertad”, según el guión.

Pedro, el de los pies ligeros Maldonado, es nada menos que el riobambeño Pedro Vicente Maldonado, quien en 1736 ya había recorrido gran parte del territorio de la Audiencia, labor que le mereció cumplir con su mayor obra: el Primer Mapa de la Audiencia de Quito, de tal manera que sus conocimientos y relaciones resultaron invalorables para la Misión Geodésica.




«12345678910»
0.5